Saltar al contenido

TRASTORNO SEXUAL INDUCIDO POR SUSTANCIAS

diciembre 31, 2019

Trastorno sexual inducido por sustancias

Características esenciales del trastorno sexual inducido por sustancias

Según su concepción en el DSM IV (6), la “característica esencial consiste en una alteración sexual clínicamente significativa que provoca malestar acusado o dificultad en las relación interpersonales, por el consumo terapéutico o adictivo de sustancias de acción farmacológica, y que pueden alterar el deseo, la excitación o el orgasmo, o producir dolor en las actividades sexuales”.

Se explica en su totalidad por los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia: drogas, fármacos o exposición a tóxicos.

Una característica asociada es que el trastorno sexual excede los cambios sexuales que habitualmente se asocian a la intoxicación y son tan graves que requieren atención independiente.

Los criterios internacionales de diagnostico acorde el DSM-IV TR

El trastorno sexual clínicamente significativo, que provoca malestar acusado o deterioro en las relaciones.

A partir de la exploración física, la historia clínica y los hallazgos de laboratorio, hay pruebas de que el trastorno sexual se explica en su totalidad por el consumo de sustancias, tal como se manifiesta en los siguientes casos:

1. Los síntomas aparecen durante o en los 30 días siguientes a la intoxicación por sustancias.

2. El consumo del medicamento esta etiológicamente relacionado con la alteración.

La alteración sexual

La alteración sexual no se explica mejor por la presencia de un trastorno sexual no inducido por sustancias, como lo demuestra el hecho de que los síntomas preceden al inicio del consuno o la dependencia de la sustancia (o consumo de fármacos).

Los síntomas persisten durante un tiempo sustancial (ej. un mes) después de haber finalizado la intoxicación, o son excesivos en relación con lo que cabria esperar, dado el tipo o la cantidad de sustancia usada o la duración de su consumo.

O bien, hay pruebas de la existencia de un trastorno sexual independiente no inducido por sustancias (ej. una historia de episodios recurrentes no relacionados con sustancias).

Especificación en las alteraciones


con alteración del deseo: si el síntoma predominante es la ausencia o disminución del deseo sexual.


 de la excitación: si el síntoma predominante es una alteración de la excitación sexual (ej. trastorno eréctil, alteración de la lubricación).

del orgasmo: si el síntoma predominante es una alteración del orgasmo.

con dolor sexual: si el síntoma predominante es el dolor durante el coito.

con inicio durante la intoxicación: cuando se cumplen los criterios para la intoxicación por sustancias y lo síntomas aparecen durante su curso.

Causas generales que explican el trastorno
Se explica en su totalidad por el consumo de sustancias, como se manifiesta porque:

– Los síntomas aparecen durante o en los 30 días siguientes a la intoxicación.
– El consumo del medicamento esta etiológicamente relacionado con la alteración.
– Consumo recurrente y hasta dependiente de alcohol, anfetaminas, cocaína, opiáceos, sedantes y otras sustancias.

Diagnóstico del trastorno sexual inducido por sustancias


En cuanto el diagnostico de trastorno sexual inducido por sustancias, debe tenerse en cuenta los siguientes criterios:

Criterio 1: como todos los trastornos mentales, el trastorno en este caso sexual, debe ser clínicamente significativo y provocar malestar acusado o dificultad en las relaciones interpersonales.

 2: este trastorno sexual se explica en la totalidad por el consumo de sustancias, pues los síntomas aparecen durante y hasta 30 días después de la intoxicación – o de acuerdo a la duración de la vida media del fármaco- y el consumo del medicamento está etiológicamente relacionado con el trastorno sexual.

–  3: el trastorno sexual no se explica mejor por un trastorno sexual no inducido por sustancias.

El consumo terapéutico o aditivo de sustancias de acción farmacológica altera efectivamente el deseo, la excitación o el orgasmo, o produce dolor en las actividades sexuales.

Se explica en su totalidad por los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia: droga, fármacos o exposición a tóxicos.

MAS ARTÍCULOS: